Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

El campo en pie de guerra: El protocolo Bullrich podría debutar con los chacareros

Entre Ríos fue mojón de la lucha del campo en 2008 cuando el entonces ministro de economía de la administración de Cristina Fernández, Martín Lousteau, impulsó la resolución 125 mediante la cual se intentaba ampliar las facultades del estado para aplicar tributos transitorios mediante derechos de exportación a las commodities (Retenciones) y modificar en función de su cotización internacional las alícuotas de aplicación.

En aquel momento los productores de distintos puntos del país mostraron su enérgico repudio al proyecto que el Poder Ejecutivo decidió enviar a las cámaras de diputados y senadores, donde Entre Ríos fue uno de los focos álgidos de lucha.

Con matices, la historia amenaza con repetirse. Los productores están al borde del quebranto, aducen.
Sin embargo, los derechos de exportación no son el único problema de los anuncios hechos por Caputo ya que la disparada del precio del combustible se convierte en un factor aún más nocivo para el sector, sumado al desacople que significa tener un dólar de exportación a tipo de cambio oficial menos la retención y costos a tipo de cambio oficial más impuestos, el escenario es tétrico. “Los insumos los pagamos con dólar oficial inflado por el impuesto país”, afirmó un dirigente rural encumbrado de la provincia gobernada por Rogelio Frigerio.

Las economías regionales avizoran un panorama muy complejo. El desconcierto abarca a todos los sectores del arco dirigencial. No encuentran en la medida un programa. Atribuyen a las medidas la característica de “parche” sin planificación con horizonte incierto y de mayor concentración en detrimento de la federalización de recursos.

El ex presidente de Confederaciones Rurales de Argentina (CRA), Jorge Chemes, expresó su disconformidad con el anuncio del ministro de Economía, Luis Caputo.

“Con respecto a las últimas noticias que podemos escuchar sobre incremento en las retenciones y la reinstalación de retenciones en muchas de las economías regionales que se habían eliminado, obviamente que el rechazo es total”, dijo.

Recordó que el campo siempre estuvo en contra de las retenciones y de la enorme cantidad de impuestos que tributa y, si bien observó que “era difícil eliminar las retenciones inmediatamente en estos momentos por la necesidad de recursos del Estado, marcó que con las medidas la situación “es mucho peor porque incrementa y vuelve a restablecer retenciones en diferentes producciones”, expresó.

Más adelante, evaluó que “esto no suma a la necesidad de generar inversiones, de generar confianza y crecimiento que es lo que hace falta para contrarrestar esta crisis profunda que se está viviendo”.
Finalmente, afirmó que el sector productivo espera que la economía se diversifique y se deje de ver al campo como una fuente de recursos fiscales. Hay que pensar en hacerlo crecer porque de alguna forma con ese crecimiento también se pueden generar mayores recursos sin asfixiar o ahogar los niveles de rentabilidad que ya están deteriorados”.

El ex secretario de Agricultura durante la anterior gestión de gobierno nacional, Juan José Bahillo, advirtió que el anuncio formulado por Luis Caputo acerca de la aplicación de retenciones a las economías regionales generará desaliento de inversiones.

“Gravar impuestos nuevamente como lo hizo (el ex presidente) Mauricio Macri en 2018 a las economías regionales con alícuotas de retenciones es realmente un desaliento total y absoluto a la producción, la mayoría son pequeños productores”, sostuvo Bahillo (en tono político), tras el paquete de ajuste lanzado por el Gobierno.

Alejandro Di Palma se definió como un ganadero entrerriano y dijo entender la necesidad de las retenciones, sin embargo marcó diferencias respecto de lo anunciado por Luis “Toto” Caputo.

“No soy una persona que tenga un prejuicio, pero respecto de esta nueva retención del 15% a las economías regionales, la verdad que no tiene ningún sentido”, asestó.

Para el ganadero, lo anunciado por el ministro de economía de la administración del Presidente, Javier Milei, es una medida que apunta solo a hacerse “con un botín”.

“Es simplemente eso, no tiene ningún sentido. Es absolutamente retrógrado, no persigue ningún fin, excepto el daño a la producción; realmente no tiene el menor de los sentidos”, insistió.

“Más allá de que hayan pasado tres días y de cara solamente a los hechos objetivos, que son las definiciones de estas políticas, yo estoy en la vereda enfrente de todo esto”, manifestó.

Referentes del sector agrícola de Entre Ríos afirman que las lluvias de las últimas semanas le han dado un fuerte impulso al comienzo de la siembra de la soja de Argentina 2023/24 y mejorado el estado de los lotes sembrados con maíz 23/24, que aún tiene la mayor parte de las hectáreas previstas por sembrar. Hay buenas perspectivas después de un año duro atravesado por la sequía. “La esperanza de recuperarnos nos duró poco”, afirman.

Los productores de las economías regionales aseguran que las medidas de Caputo ahogan al sector. El campo, de nuevo, al servicio de “la casta”, disparan.

El protocolo Bullrich para evitar cortes ante protestas que se presenten podría debutar con los productores si el gobierno insiste en sostener la iniciativa de aplicar retenciones a economías regionales.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.

También le puede interesar